Directiva de la UE sobre la Asistencia Transfronteriza

EU health card2011 no podría tener un mejor comienzo, al votar el Parlamento Europeo a favor de la Directiva europea sobre los derechos de los pacientes a la sanidad trasfronteriza. La legislación se ocupa de la aplicación de los derechos de los pacientes en la asistencia transfronteriza y persigue la eliminación de los obstáculos que dificultan a los pacientes poder buscar tratamiento en otro estado miembro. Esto es de especial importancia para los pacientes de enfermedades raras que no pueden encontrar diagnóstico a nivel local o quieren acceder a un centro especialista con base en otro país.

 

En una declaración, John Dalli, el Comisario Europeo de Sanidad y Consumo dijo que la Directiva servirá para “ayudar a los pacientes que necesiten un tratamiento especializado, por ejemplo aquellos que buscan un diagnóstico o tratamiento para una enfermedad rara”. Continuó diciendo que “algunas enfermedades raras no están ni siquiera reconocidas en algunos países, y mucho menos tratadas... muchas veces los pequeños países no pueden ofrecer los mismos servicios médicos que los más grandes.”

 

doctor & patientLos pacientes que buscan asistencia en otro país, que significa la estancia en un hospital o ser altamente especializado y costoso, necesitarán solicitar permiso a las autoridades sanitarias nacionales para el reembolso. “Sin embargo, el gran avance que contiene esta directiva es que la previa autorización no puede ser negada o pospuesta de manera indefinida,” explica Flaminia Macchia, directora de Asuntos Públicos Europeos de EURORDIS. “La buena noticia es que no pueden denegar el viaje para obtener un tratamiento de una enfermedad rara que no esté disponible en el país de afiliación.”

 

La Directiva además clarifica las reglas y procedimientos para obtener el reembolso. En todos los estados miembros se crearán centros de información para ofrecer a los pacientes datos sobre los tratamientos, proveedores y los niveles de reembolso en toda Europa.

El secretario del Parlamento para la Directiva, el MPE francés Françoise Grossetête, dijo que el objetivo de la directiva era clarificar y simplificar las reglas y procedimientos y proporcionar una mejor información sobre los derechos de los pacientes.

 

La Directiva, que durante los pasados tres años se ha sometido a intensos debates y ha sido modificada en varias ocasiones, cuenta con previsiones añadidas que son especialmente significativas para aquellos que sufren enfermedades raras y complejas. 

 

El texto final se refiere varias veces a las enfermedades raras e incluye una definición de la UE de una enfermedad rara, en sí misma una consolidación de la política de la UE sobre enfermedades raras. Además el artículo 12 de la directiva establece que “la Comisión apoyará a los estados miembros en el desarrollo de redes europeas de referencia entre los profesionales sanitarios y los centros de expertos en los estados miembros, en particular en el área de las enfermedades raras”. 

 

“Nos complace ver que los conceptos de enfermedades raras y Redes Europeas de Referencia aparezcan en el texto final,” dice Flaminia Macchia. “La Directiva aumenta la creciente lista de leyes que tiene en cuenta las necesidades específicas de los pacientes de enfermedades raras. Nos proporciona una base legislativa robusta para justificar el gasto de la UE en el campo de las enfermedades raras como parte del 3er Programa de Salud Pública de la UE.”

 

Aunque en general la Directiva es bien acogida, algunos piensan que fomentará el "turismo sanitario" de personas que buscan servicios sanitarios más baratos en el extranjero. Grossetête admite que las nuevas reglas pueden favorecer a quienes vivan cerca de las fronteras, a los que les resultará más fácil y barato obtener tratamiento en un país vecino. Sin embargo, “también espero que sirva para otras personas que no pueden obtener tratamiento en su propio país,” dice. Según las estadísticas de la UE, la demanda de asistencia transfronteriza sólo afecta a alrededor de un 1% del gasto público en sanidad, mientras que según la encuesta de EurordisCare, el 2% de las familias tienen que buscar el diagnóstico en el extranjero.

 

“Luchamos por una legislación que esté centrada en el paciente,” declaró Grossetête. “Hasta ahora teníamos un reglamento que se ocupaba del reembolso en el caso de que un ciudadano europeo tuviera una emergencia médica durante un viaje a otro país europeo. Esta Directiva se ocupa de intervenciones médicas planificadas y tiene por objeto ayudar a los pacientes a conseguir la mejor asistencia disponible en Europa.”

 

La ley necesita la aprobación formal por parte del Consejo de Ministros antes de entrar en vigor. Una vez aprobada por el Consejo de Ministros, que se espera sea en abril, los estados miembros disponen de 30 meses para transponerla.

 

Leer el texto completo de la Directiva de la UE sobre los Derechos de los Pacientes en la Asistencia Transfronteriza

Leer las P&R: los Derechos de los Pacientes en la Asistencia Transfronteriza

Consultar la declaración deJohn Dalli

Consultar la Nota de Prensa del Parlamento Europeo


Este artículo se publicó por primera vez en el boletín de EURORDIS de Abril 2011

Autor: Paloma Tejada
Traductor: Conchi Casas Jorde
Fotos: © European Union, 2011

Page created: 17/03/2011
Page last updated: 16/05/2013